jueves, 8 de abril de 2010

El número 10 de los elípticos, ESTEBAN ROMANO, declara antes del partido




cualquier jugador obvio que se salga de su esquema es en el fondo elíptico, nuestra ventaja seria desarticular toda táctica, embrujar el balón con la magia anárquica del momento y esperar, fumar un cigarrillo a lo Menotti y disfrutar...

4 comentarios:

  1. Otro obvio vergonzante, que es a los que más manía tengo.

    ResponderEliminar
  2. Te equivocas... este tío es bastante elíptico.

    ResponderEliminar
  3. Que no, éste es como Nacho, como Silvi o como Hasier: son obvios pero no quieren salir del armario.

    ResponderEliminar
  4. Unos se pierden en los mazorrales,
    vagos y maleantes.

    Otros clonan relojes sin agujas,
    metacínicos.

    Unos rabian su pena en las paredes,
    neorrabiosos.

    Otros ocultan sus apoplejías,
    endecapléjicos.

    Unos ignoran que les ponen cuernos:
    cachicuernos.

    Otros se pierden en cualquier espejo:
    miraquelindos.

    Unos montan en burro y tienen prisa:
    burrosquianos.

    Otros tienen la raya a tiralíneas
    cursilíneos.

    Unos nunca se quedan en el centro:
    periféricos.

    Otros se pierden en la periferias:
    imagina qué imagen.

    Unos no cuentan chistes ni de coña:
    realistas.

    Otros tampoco cuentan ningún chiste:
    ficticios.

    Unos escriben por y para el pueblo:
    políticos.

    Otros escriben por y para ellos:
    jerigóngoros.

    Unos cumplen el tercer grado de condena:
    disléxicos.

    Otros son apolíticos, librescos:
    spices pijas.

    Unos, naturalistas de Greenpeace:
    Benedetti forever.

    Otros parapsicólogos y snobs:
    Gamoneda.

    Escribo lo debo, dicen unos.
    Escribo como debo, dicen otros.
    Unos se dicen obvios y están locos.
    Otros son los elípticos, dementes.

    Todos, obvios y elípticos, como un regadera:
    escriben con los pies sobre un esférico
    balón que nada sabe del extraño
    destino que le aguarda tras el duelo.

    Pobre pelota.
    Pobres, tristes pelotas.

    ResponderEliminar